martes, 17 de octubre de 2017

~ A contrarreloj ~

★ Laura Esparza ★


~ Sinopsis ~

Andrea no puede organizar una boda. Su pequeña agencia de representantes deportivos está a punto de hacerse un hueco entre las grandes, y necesita concentrar todas sus energías en evitar que la competencia se quede con parte de sus clientes. Pero se trata de su mejor amiga; Luc no quiere organizar una boda. Tiene una cartera llena de superestrellas que requieren toda su atención, y hay una nueva rival en el horizonte a la que debe aplastar antes de que se convierta en una amenaza para su negocio. Pero se trata de su hermano pequeño; Una alianza temporal es lo único que puede evitar el desastre. Conseguir la ermita, reservar el restaurante, elegir las flores y comprar el vestido debería ser pan comido para ellos. Sin embargo, los preparativos se convertirán en una carrera contrarreloj para la que solo se acepta una apuesta: ¿quién será el primero en perder el corazón?

Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

~ Opinión y sensaciones personales ~

Esta es la segunda vez en poco tiempo que leo a Laura Esparza en un lapso relativamente corto, debido a que por dos ocasiones salió como opción elegida para la lectura del mes en la Tertulia Romántica Sevillana a la que asisto habitualmente, y como la vez anterior no pude hacer reseña de ¡Piratas!, esta vez con A contrarreloj no quería quedarme con la espinita de dedicarle unas líneas a esta historia que me ha dejado muy buen sabor de boca.

No os voy a contar nada de la historia en sí porque ya sabéis que no es mi pretensión haceros mi particular sinopsis de lo que ocurre entre las páginas del libro, ya que eso no os diría nada de mis sensaciones, pero por el contrario os diré que, definitivamente esta historia me ha gustado mucho, y lo ha hecho porque se trata de una agradable e ingeniosa lectura que me ha recordado en cierto modo al estilo de la autora que probablemente más disfruto, SEP (Susan Elizabeth Pillips), resultando una historia desenfadada, simpática, con buenos toques de humor y personajes peculiares y entrañables de esos que, personalmente a mí, me han dejado una sonrisa en los labios y la firme sensación de que seguiré de cerca a esta autora ya que, de momento, el grado de satisfacción con sus trabajos es alto.

Es una novela que, además de la historia de amor en sí que todo libro de corte romántico ha de tener como tema central, cuenta un buen y nutrido abanico de espléndidos personajes secundarios que no hacen más que aumentar el nivel de la historia y hacer un magnífico homenaje a la amistad y a la familia, ensalzando todos esos valores que necesitamos sentir girando a nuestro alrededor provenientes de nuestros seres queridos. Y eso, Laura Esparza lo ha conseguido  con personajes tan entrañables como las incombustibles abuelas/chicas de oro, la pequeña y peculiar Silvia, esa eficiente secretaria asistente Carmen y Maxime, ese loco, a la vez que magnifico, organizador de bodas que, sin duda, conseguirán sacar más de una sonrisa a la mayoría de los lectores con las numerosas situaciones hilarantes y divertidas que provocan entre todos ellos. No se puede olvidad tampoco a contribución de Marc, el hermano, e Irene, la mejor amiga y su bonita y tierna relación salpicada de momentos divertidos y picantes que también nos aportarán muy buenos momentos.

Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Pero, sin duda, y aunque hay muchos personajes que aderezan esta historia, no podemos considerarla coral, pues sin duda alguna, el mayor peso y el hilo conductor de la misma recae sobre la relación que, de una manera inicialmente forzada, nace entre Luc ("Lic" ya por siempre para la mayoría de nosotr@s... jajjaja) y Andrea, dos personas exitosas, reconocidas en su ámbito laboral y acostumbradas a ganar que, sin comerlo ni beberlo, se verán "obligados" a colaborar en un proyecto juntos que, por momentos, les ocasionará urticaria, estrés y hasta ganas de "liquidar"al otro para volver a sus ordenadas, metódicas y, hasta cierto punto, aburridas vidas. Peeero, afortunadamente, además de ser personas competitivas, son esplendidos y altruistas para con los suyos, y eso los hará darse una tregua en la lucha de poder en la que se ha convertido la tarea que se les ha encomendado y que hará que, además de "sufrir" al profesional que tienen enfrente, conozcan también a las personas que hay detrás de esas fachadas y que esconden mucho más de lo que a simple vista nadie podría adivinar.

Llegados a este punto, tengo que reconocer que ambos personajes principales me han gustado bastante y que el personaje de Andrea lo valoro mucho por la combinación de independencia y fortaleza sobre la que ha construido su vida, casi consiguiendo arrinconar y ocultar la fragilidad que también la habita y que cree que nadie debe conocer para no parecer débil a ojos de un mundo que considera mayoritariamente de hombre y que podría restarle credibilidad en su faceta laboral Aunque, obviamente, no es oro todo lo que reluce y, aunque muy oculto, debajo de un motón de capas de perfecta y profesional apariencia, hay un corazón que late con fuerza y quiere sentir. Pero si hay un personaje ante el que me postro y que pasa a formar parte del club de mis personajes masculinos preferidos, ese es Luc, el cual me ha parecido un personajazo en mayúsculas, de esos que quitan el hipo, que hacen babear, física y emocionalmente y que provocan revoloteo de mariposas en estómago y corazón. Y no lo digo por las virtudes físicas que la autora tiene a bien recrear en él (cosa que se agradece también, ¡of course! jijjijii), sino a toda una larga lista de cualidades que muestra a lo largo de toda la historia, de las cuales resaltaría sin duda, la paciencia de la que hace gala una y otra vez, su talante colaborador y conciliador y, por encima de todo, su tremenda generosidad, en todos los ámbitos, con todos y cada uno de los que le rodean. Es uno personaje de esos que parece "serio" e imperturbable, pero que realmente tiene una filosofía y manera de ser envidiable, con elegante picardía, que enamora a cada paso que da sin por ello proyectar esa manida imagen usada hasta la saciedad de protagonista masculino dominante y pagado de sí mismo, que es prácticamente un superhéroe de esos que con una simple caidita de ojos tiene a todas las féminas arrastándose a sus pies... ¡Afortunadamente! Naaahh, nuestro Lic es todo un hombre hecho y derecho de los que se visten por los pies, tal y como decía mi querida abuela. Jejjeje... ;) Y conste que exactamente la misma opinión es la que me produjo el personaje del capitán Blackhawk, personaje masculino de su otro trabajo, ¡Piratas!, que también me resultó igual de rotundo, masculino y encantador, cosa que me fascina y que tendré muy presente para decidir futuras lecturas de la autora.

Y volviendo a la relación entre elloscomo buena novelera romántica, eso es justo lo que más me ha gustado y con lo que he disfrutado de principio a fin, porque no hay nada que me atraiga y satisfaga más que ese nicontigonisinti, ese pique, esa atrayente rivalidad entre los protagonistas que mantiene continuamente al alza la expectación de los lectores que, como yo, se pirran por esas situaciones. Y si a eso le sumamos, unos diálogos ocurrentes, ágiles, divertidos, una evidente química y tensión sexual entre ellos, y un crecimiento personal de ambos personajes a lo largo de la novela, que nos mostrarán sus más íntimas vulnerabilidades, sus temores y la particular carga que llevan a las espaldas, que nos harán entender y comprender el porqué actúan como actúan en determinadas circunstancias, pues casi que tenemos la fórmula perfecta para disfrutar de unos buenos ratos de lectura. Para ser exactos, los que quepan en día y medio, que es aproximadamente lo que me ha durado a mí esta historia entre las manos, pues, creedme, no podía parar de leer, resultándome bastante adictiva de principio a fin.

En resumen, que tras todo lo expuesto, y si buscáis una lectura bonita, agradable, desenfadada, con personajes entrañables y bien trabajados, con refrescantes toques de humor, con situaciones cómicas que te harán reír y donde encontrarás mucho amor, pasión, amistad, cariño, hermandad y que, además, esté muy bien escrita, de manera que resulte adictiva, fluida y fácil de leer, sin duda alguna, tened en cuenta A contrarreloj, de Laura Esparza, pues os brindará todo esto o mucho más. ¡Yo os la recomiendo sin duda!

Y como siempre, mil gracias a tod@s los que hayáis dedicado unos minutos de vuestro valioso tiempo para pasar por aquí y seguirnos o dejar vuestra opinión. Ambas cosas son súmamente bien recibidas. ♡

Feliz lectura, noveler@s mí@s ♡,



Val


Puedes adquirir la novela en versión digital aquí.
Página de la autora en Facebook y más información sobre sus trabajos aquí.

lunes, 9 de octubre de 2017

~ Heridas de amor y de guerra ~

★ Meg Ferrero ★


~ Sinopsis ~

El 21 de octubre de 1854, treinta y ocho mujeres partieron directas a una guerra para cuidar a miles de soldados ingleses heridos, cambiando así el curso de la enfermería moderna. Anna St. James formaba parte de esa expedición de valerosas enfermeras; una mujer indómita contraria a cualquier guerra que cometió una terrible negligencia al atender a un soldado indebido.

Alex, un atractivo general herido, se enamoró de la joven enfermera que atendía sin discriminaciones a cuanto herido recibía.

La guerra los sentenció a ser enemigos, pero sus corazones los condenaron a amarse en medio de un escenario cruel, lleno de dolor y sufrimiento.


Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.
~ Opinión y sensaciones personales ~

Me hallaba acabando de finalizar un par de lecturas extensas cuando me pidió el cuerpo buscar una historia no demasiado larga, que me sirviera de transición ante la siguiente lectura que tenía prevista de longitud también considerable. Y en esas me encontraba cuando hizo aparición ante mis ojos Heridas de amor y de guerra, de Meg Ferrero, autora a la cual ya había leído con anterioridad y que me había dejado un agradable sensación lectora y las ganas de repetir con su pluma en ocasiones venideras.

Y lo cierto es que ha sido una historia que ha cumplido a la perfección su cometido. pues se trata de lo que podríamos considerar una novela corta que se lee de manera muy rápida y fluida, una bonita historia de amor que nos cuenta cómo el amor puede germinar incluso en las más adversas situaciones, donde manifestar cualquier atisbo de ese sentimiento, y más en bandos enemigos, casi podría ser considerado alta traición, y que plasma a la perfección que cuando los sentimientos que surgen brotan espontáneamente y nacen de lo más profundo del corazón, no hay absolutamente nada ni nadie que pueda contenerlos. Eso sí, no estarán exentos, ni ellos ni su amor, de ser torpedeados por aquellos que no ven con tan buenos ojos que ese sentir fructifique y que harán todo lo que esté a su mano para que la historia de Alex y Anna no avance. Afortunadamente para ellos, también contarán con la ayuda de un par de secundarios que, sin duda, serán clave para que pueda existir un futuro para ambos. Aun así, ella, joven enfermera británica e inexperta en lo que al amor se refiere, y él, joven y hastiado general de las tropas rusas, se verán inmersos en diversas situaciones que pondrán en serio peligro un incipiente amor mal visto a ojos de prácticamente todos los que los rodean, pero que se convierte en la única llama de esperanza a la que aferrarse para seguir adelante ante el horror que la guerra se empeña en imponer.

Como en la anterior historia que leí de la autora (a la cual hace un guiño especial con un parentesco familiar que me hizo sacar la sonrisa), me ha resultado una lectura ágil, bien escrita, bien ambientada y muy documentada, que cuenta con el ritmo adecuado a la hora de aportar la información al lector que va a necesitar para desentrañar los nudos que se van formando, consecuencia de lo cual, la lectura progresa de principio a fin sin que haya ningún bajón o pérdida de interés para el lector pues, además, plasma con fidelidad y sabiduría los avatares de la batalla, sin que por ello estos resulten demasiado cruentos o desagradables y, por ende, pudiendo ser óptima para  la sensibilidad de cualquier/a lector/a que quiera acercarse a ella. Y de la misma manera podríamos catalogar las escenas íntimas, que me han parecido idóneas y afines al resto de la historia, sensuales pero sin resultar excesivas, empastando muy bien con el contexto del resto del relato.

Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Por otra parte, la novela hace un bonito reconocimiento al gremio de enfermeras, al cual pertenece su autora, contando las experiencias de Florence NightingaleMary Jane Seacole (convertida esta última, además, en un símbolo contra las injusticias raciales y sociales), consideradas a día de hoy las precursoras de la enfermería tal y como la conocemos en el presente, y a las que en su día, no les tembló el pulso para adentrarse entre el dolor y muerte que lleva consigo cualquier guerra, ayudando a minimizar, en la medida de sus posibilidades, las miserias de las batallas que asistieron, especialmente en la Guerra de Crimea.

En general, ha sido una lectura satisfactoria y me ha parecido un buen trabajo, mas si tuviera que ponerle algún pero, sería que, aunque yo la doy por buena pues iba buscando algo que no fuera largo en exceso, puedo entender que a otros lectores/as les pueda parecer que está demasiado condensada y que tiene mucho material e hilos de los que tirar como para que no se haya desarrollado con más detenimiento, dando por ende, más disfrute al lector, pero realmente es un mal menor que no afecta demasiado ni debe ser determinante a la hora de elegirla como posible lectura. Y por otra parte, y esto también lo observé en su anterior trabajo, me ha parecido que se podría prescindir del uso de ciertos signos de exclamación/admiración, pues se recurre a ellos para mi gusto en exceso, en varias de las conversaciones que se están desarrollando en un entorno íntimo que sugería un tono de voz y énfasis quizá algo más comedido. Pero conste que es una apreciación muy particular mía en la que es muy posible que otros lectores ni siquiera recaigan.

Resumiendo, que si buscas una historia que te dure un suspiro, dulce pero que contenga su buena dosis de intensidad, su cuota de drama, de acción, de pasión, que exude ternura en cada una de sus páginas, que contenga una historia de amor capaz de sobrevivir a la misma muerte (¡creédme que llegado el momento querreis matar a Meg! Uff, menos mal que después se hace perdonar... Jejjejje) y con personajes entrañables que verás crecer a lo largo de la trama, sin duda alguna, deberíais darle una oportunidad a Heridas de amor y de guerra, pues entre sus páginas encontrarás todos esos ingredientes y alguno más que, a buen seguro, harán las delicias de muchos de los lectores/as de romántica histórica.

Y, como siempre, mil gracias por dedicar parte de vuestro valioso tiempo a pasar por este humilde rinconcito y leer mis particulares pareceres. Y en esta ocasión, lo hago extensivo a la autora, pues ha sido toda una sorpresa ver mi nombre en los agradecimientos, cosa que no esperaba para nada y que casi que me ha sonrojado por la sorpresa, ¡gracias! 

Feliz lectura, noveler@s mí@s ♡



Val


Booktrailer de la novela aquí.
Puedes adquirir la novela en versión digital aquí.
Perfil de la autora en Facebook y más información sobre sus trabajos aquí.

lunes, 18 de septiembre de 2017

~ La joya de Meggernie ~

★ Kate Danon ★


~ Sinopsis ~

1314, Escocia
Tras el ataque a Meggernie, el hogar de Willow MacGregor, el único camino que le queda por delante a la joven es el de la venganza. Si para ello debe colarse en la fortaleza de su enemigo y hacerse pasar por quien no es, no dudará en seguir los dictados de su corazón.
Para Ewan Campbell, aceptar a un enclenque muchacho en su castillo, uno que además pretende unirse a su tropa de soldados, es una auténtica aberración. Sin embargo, el orgulloso laird del clan Campbell descubrirá que una simple mirada basta para que sus convicciones y sus más arraigadas creencias se tambaleen.
Sumidos en un desconcierto total de emociones, ambos se darán cuenta de que el amor se encuentra donde menos se lo esperan, y que su corazón solo se enciende ante el roce de una única piel...


Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

~ Opinión y sensaciones personales ~

Estoy en una etapa mi vida lectora en la que solo dedico tiempo a este espacio si la historia que lleve entre manos me ha llegado y llenado lo suficiente y si las sensaciones que me ha aportado son tales que el cuerpo me pida plasmarlas en palabras para contárselas a quien sea que las quiera saber. Y exactamente eso es lo que ha ocurrido con esta lectura. 

Como ya comenté a mis amistades por Facebook, por distintas cuestiones personales he tenido un verano de inapetencia "lecturil" total y, encima, el par de veces que me he intentado ponerme con algo, me ha costado muchísimo hasta el punto de quitarme las ganas de seguir leyendo (esto es una constante en mis rutinas lectoras, si una historia no me gusta me afecta bastante en el sentido de que no me agrada abandonar libros, y lo alargo y lo alargo hasta el punto en el que me hastía tanto que después me provoca una inapetencia casi total durante un tiempo), de modo que decidí que no me obligaría hasta que cuerpo y mente así me lo pudieran en uso pleno de sus facultades y con todas sus fuerzas. Y ahí es donde entra a formar parte del juego "La joya de la Danon" como a mí he ha apetecido renombrar esta historia.

La cuestión es que la primera vez que supe de ella fue allá por mediados de Junio por mi querida Patricia Sánchez Lorenzo, fiel seguidora del blog que, además, ya es amiga en mayúsculas. El caso es que me dijo que estaba leyéndola y que le estaba gustando mucho, de manera que confiando en su criterio, la busqué, leí su sinopsis y ocurrió aquello de "aiinnsss, ¡como mola! ¡Me la apunto!", y ahí quedó la cosa. Pero poco después, cuando estábamos aportando propuestas de historias autopublicadas para la Tertulia Romántica Sevillana, a la cual asisto habitualmente, me saltó la bombillita y rápidamente me fui a cotejar si esta historia lo era, y al darme cuenta de que sí, la propuse encantada pues seguía sintiendo que aún estando inapetente en general, me hacía tilín lo que la sinopsis dejaba traslucir. Pero mi gozo en un pozo, no hubo suerte, y tras someterlo a votación, fue otra la historia elegida, de manera que volvió a quedar en el tintero para alguna otra ocasión venidera. No obstante, la propuesta que hice me consta que suscitó el interés de alguna de mis compañeras de tertulia, como mis queridas Rocío DC y Maca Ferreira, y algún tiempo después, se aventuraron a leerla, comentándome a posteriori que había sido una lectura muy satisfactoria y que les había gustado mucho. Y como imaginareis, a esas alturas, el hecho de comprobar en personas con un criterio en el cual confío, que mi intuición con esta historia era acertado, no hizo sino aumentar mis ganas de leerla a cotas elevadas de manera que, sin pensármelo más, decidí que era el momento de intentar retomar la lectura. 

Y así lo hice, tras salir de trabajar un sábado tarde, comencé su lectura esa misma noche y, tras robarle horas al sueño y el "toque" de alguna que otra persona cercana por estar missing total, alrededor de veinticuatro horas más tarde ya había dado buena cuenta de sus más de quinientas páginas. ¡Y eso que ya sabeis que yo no soy una lectora rápida debido a que me gusta recrearme y recrearme en todo aquel pasaje que, por un motivo u otro, le llegue a mi novelero corazoncito!


Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Pero creedme, es totalmente lógico que me acabara su lectura en un pis pas, pues La joya de Meggernie es una novela que cuando te pongas a leerla comprobarás que no puedes dejarla a medias, y necesitarás seguir un poquito más y otro, y otro más, hasta que te des cuenta de que, como quien no quiere la cosa, ya has llegado al final.

¿Y qué os puedo contar sobre la historia en sí sin spoilear más de lo estrictamente necesario o lo que ya adelanta la sinopsis? Pues os diré que me ha encantado porque es una historia que tiene de todo, que cuenta con todos los requisitos necesarios para conquistar a cualquier lector/a del estilo romántico histórico, y en concreto a los seguidores/as de los afamados Highlanders. La joya de Meggernie es una novela que, en medio de una época marcada por la guerra entre ingleses y escoceses, donde estos últimos intentan proteger a toda costa su tierra de la invasión del poderoso ejército sassenach, nos cuenta la historia de Ewan Campbell, joven laird recientemente nombrado en el Clan Campbell y Willow MacGregor, la más pequeña de los hijos del lair del Clan MacGregor, y cómo sus vidas llegan al punto en el que se cruzan, convirtiéndose ambos, además de en un dolor de cabeza para el otro, en las personas que cambiarán todas sus expectativas, sus esquemas y hasta sus más arraigadas creencias. Y, por supuesto, sus profundos anhelos. Sobre todo en el caso de Ewan, que pasará un autentico suplicio cuando compruebe que todos los cimientos y convicciones en los que está basada su existencia, están a punto de derrumbarse de un plumazo por culpa de un pequeño duende que revolverá su vida y sus sentimientos, poniéndolo todo patas arriba, hasta tal punto que creerá volverse loco, anhelando desesperadamente algo que para la época en la que se ambienta la novela, estaba fuera de toda lógica y aceptación por parte de sus congéneres, siendo él, por añadido, el cabeza del clan y, por ende, el máximo ejemplo a seguir entre sus gentes. Y de igual modo las de Willow, o Will, que pasa de ser una joven acomodada que por fortuna nunca ha tenido que pasar por ninguna vicisitud, a tener que enfrentarse a una pérdida terrible y sumamente dolorosa, así como al asedio de sus tierras y al ultraje de sus gentes, quedando sola, desamparada y con la necesidad moral de averiguar quién y por qué ha acabado con todo su mundo, y necesitando llevar a cabo una venganza que considerará justa y necesaria para honrar la masacre y la pérdida que ha sufrido su pueblo, así como para salvar su propia vida. 

Y, sí, me ha gustado mucho porque, definitivamente, me ha parecido una historia diferente a la mayoría de las que solemos leer, ya que es bastante arriesgado plantear una historia ambientada en la Escocia de allá por 1300 y centrarla en unas más que justificadas dudas sobre la sexualidad, y todo lo que eso conlleva, de su protagonista masculino. Era una apuesta fuerte y arriesgada, pero indudablemente Kate Danon ha sabido plantearla y ha tenido gran habilidad para defenderla, haciendo que el resultado sea, sencillamente, de dulce. Me ha fascinado la destreza y capacidad que ha tenido para plasmar el debate interno y la lucha interior que Ewan mantiene sobre sí mismo y como, muy acertadamente, llega a la conclusión y al convencimiento de que los sentimientos están por encima de cualquier otra cosa, muy independientemente de quien sea el destinatario de los mismos y que, difícilmente se puede luchar contra ellos. Por eso la historia de amor que encierra esta novela, y el modo de tratarla, me ha resultado muy valiosa y, humilde y personalmente, me ha parecido de una sensibilidad y un honestidad maravillosa y digna de resaltar. Y, sin duda alguna, en gran medida, la culpa de todo ello la tienen unos personajes maravillosos, bien trabajados, bien perfilados, con una evolución brutal y bien dotados de argumentos y justificación para actuar tal y cómo lo hacen, con los que la autora consigue que empaticemos y casi que experimentemos en carne propia lo que ellos están viviendo. Y no os mentiré, ambos personajes me han gustado mucho y se quedan con un trocito de mi corazón, pero especialmente Ewan, me ha hecho disfrutar muchísimo y ha sido el principal culpable de la satisfactoria sensación que esta lectura me ha reportado. 

En resumen, La joya de Meggernie, me ha parecido una fantástica lectura que cuenta con una trama interesante, original, con un enfoque nada convencional que rompe los patrones habituales en las historias de highlanders, con unos personajes valerosos y valientes que luchan contra su particulares adversidades y que crecen a lo largo de la historia, muy bien escrita, con gusto en las escenas íntimas, con diálogos ágiles y atractivos, con un relato y una narración que habla muy bien de su autora y de la maestría que ha tenido para plasmar la historia de manera que el lector queda atrapado desde los primeros compases y hasta el punto final, contando, además, con su buena dosis de acción y su ración de secretos por resolver y que nos mantendrán el alma en vilo. ¡Vaya, lo que yo llamaría una historia redonda!

Por todo ello, sin ningún género de dudas, tengo claro dos cosas: una, que es una historia que recomendaré sin que me tiemble la mano y sin temor a que defraude a otr@s noveler@s como servidora; y dos, que esta es la primera vez que leo a Kate Danon pero que no será la última ya que, sin duda, me ha dejado muy satisfecha, con muy buen sabor de boca y con ganas de volver a leerla en alguna otra ocasión en el futuro.

Por último, y como siempre, muchas gracias a tod@ el que decida pasar por aquí y dedicarle unos minutillos a este humilde rinconcillo. Y si te animas a dejar tu opinión, me encantará saberla.

Feliz lectura, noveleros ♡,



Val



Puedes adquirir la novela en versión digital aquí.
Perfil de la autora en Facebook y más información sobre sus trabajos aquí.

lunes, 3 de julio de 2017

~ Bilogía Sofía ~

~ La magia de ser Sofía ~ La magia de ser nosotros ~

★ Elísabet Benavent ★



~ Sinopsis ~

La magia de ser Sofía:

Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.
Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café...
...o tal vez por el destino.
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.

La magia de ser nosotros:

Sofía intenta seguir adelante... pero nada es lo mismo sin Héctor.
Sofía siente que se traiciona cuando un nuevo futuro se cuela en su vida.
Sofía enmudece al ver a Héctor en el Alejandría tras siete meses de silencio.
Héctor ha vuelto con un perdón en los labios y un hilo rojo como aliado.
Sofía y Héctor lucharán para volver a ser magia, pero ¿se puede mantener el amor sin renunciar a los sueños?


Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

~ Opinión y sensaciones personales ~

Lo cierto es que con el poco tiempo libre que una tiene habitualmente, sumergirse en una lectura de más de mil páginas es, en mi caso, entregarle quince días de horas robadas al sueño y ratitos restados a los quehaceres de una mami trabajadora dentro y fuera de casa, pero que a su vez es lectora y necesita retroalimentarse con una de las vías de escape que más placer le otorgan normalmente. Así que, una vez tomada la decisión no se puede hacer más que cruzar deditos para que la elección de una obra de tal envergadura sea óptima y el valioso tiempo invertido sea grato y satisfactorio.

Pero claro, siempre puede uno poner en práctica algunos truquillos o sacarse de la manga un as bien guardado, como es “apostar sobre seguro”. Y en este caso, la elección de esta lectura ya contaba con todos esos pluses pues, aunque toda historia nueva a la que te enfrentes tiene margen de error y conlleva la posibilidad de que por muchas ganas que le tengas no termine cumpliendo expectativas, también es cierto que cuando te gustan las formas de un autor en sí, como que se entrega una más tranquila a la lectura.

Y precisamente algo así es lo que me ocurrió cuando decidí que mi siguiente lectura sería el último trabajo de Elísabet Benavent, ya que al leer la sinopsis algo me decía que ahí había una historia que podía gustarme. Y, llegados a este punto, no voy a dilatar mucho más mi veredicto: efectivamente, me ha gustado. Me ha gustado mucho. Qué porras, ¡me ha encantado!

No obstante, soy consciente de que cabe la posibilidad que esta historia, como he podido comprobar anteriormente con otros trabajos de esta autora, haya gente a la que no la vaya a convencer totalmente tras lo que ha venido siendo su proceso de creatividad (no he leído toda su obra, pero sí lo suficiente como para percibirlo) pues, por desgracia, hay muchos/as lectores que quieren leer (valga la redundancia) siempre lo mismo y pretenden que sus escritores favoritos así se lo concedan un trabajo tras otro. Pero, a mi humilde entender, eso es muy injusto para con ellos porque, en parte, sería como querer cortarle las alas a un pájaro por el simple hecho de que llegue un día en el que le apetezca volar en una dirección distinta a la habitual.


Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Pues algo así como un cambio de aires es lo que me ha parecido a mí esta bilogía, de la cual os hablaré en conjunto porque es como yo la he experimentado. Como una novela única de principio a fin, sin parones, donde se nos cuenta la historia de Sofía y Héctor. Y del Alejandría. Dos personajes y un lugar. Personajes, por cierto, humanos, muy humanos. Y normales, totalmente normales y corrientes. Como tú, como yo. Pero a la vez especiales, muy especiales. También como tú y como yo. Tan especiales como el lugar donde se encuentran por primera vez, El café de Alejandría, que se ha ganado por sí mismo el derecho de que lo consideremos un personaje más. Por su presencia, por su carácter. En definitiva, por su magia.

La magia de ser Sofía y La magia de ser nosotros, es en conjunto una historia que nos recuerda algo que personalmente yo valoro mucho, y es que la magia de la vida, del amor y de lo que conocemos como felicidad radica normalmente en las pequeñas cosas. Y en quien las provoca. Sobre todo en quien las provoca. Y en quien es capaz de, a su vez, encontrarla en nosotros y hacerla brillar. Porque, en ocasiones, no sabemos que la tenemos y tan solo somos capaces de verla a través de lo que se refleja en los ojos de quien tenemos enfrente. De quien llega de puntillas, sin hacer ruido, sin exponerse demasiado, pero que sin proponérselo y sin pedir permiso va calando hondo en nuestra vida, en nuestro corazón, en nuestros sentimientos. Hasta inundarlo todo. Hasta ocupar todo un espacio que creías lleno de otras cosas, reemplazando el orden de una vida aparentemente establecida y dando prioridad a necesidades de las que casi ni se tenía conocimiento. La magia haciendo de las suyas, que diría Sofía. Esa magia a la que todos tenemos derecho y que cuando llega hay que hacerle un hueco y experimentarla. No pensarla mi meditarla, tan solo vivirla.

Pero a la realidad le gusta mostrarse como una compañera de viaje detestable y envidiosa que se empeña en imponerse y decir “hola, estoy aquí…” cuando los sueños están a un paso de culminar. Cuando casi se acarician con las yemas de los dedos. Cuando más confiados estamos. Cuando más invencibles nos sentimos. La vida es así, no importa cuánto anhelemos algo o cuántos planes tengamos trazados. Ella manda, y si sus propósitos no coinciden con los nuestros, no hay nada que hacer. Ella marca los tempos sin dejarse amedrentar por nada, por nadie. Ni tan siquiera por la magia que nos rodea.

Pero… ¿habrá algo que pueda contrarrestarla? ¿La esperanza? ¿La constancia? ¿La fe? ¿El amor verdadero...? Yo ya lo sé, y estoy segura de que Sofía y Héctor están deseando haceos partícipes a vosotr@s también de la conclusión a la que han llegado.

Como os adelantaba antes, sí, a mí me ha gustado mucho esta historia y, precisamente me ha gustado por lo poco convencional y realista que me ha resultado si la comparamos con cualquier otra de corte más clásico, más previsible, más rosa. Y me ha gustado porque la vida real aparece por todas partes en esta historia, reflejando todo lo bonito que en ella habita, dando voz a todas esas pequeñas cosas capaces de llenarnos el alma, de hacernos soñar y suspirar, a la vez que también nos muestra la debilidad del ser humano, su vulnerabilidad, sus errores y el sufrimiento que nos ocasiona saber en nuestro fuero interno que, quizá, no estemos actuando todo lo bien que debiéramos… Pero como dice ese antiguo tema que casi todos conocemos “Cuando el amor llega así de esa manera, uno no tiene la culpa… Quererse no tiene horario ni fecha en el calendario cuando las ganas se juntan…”


Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Y, sobre todo, me ha gustado por algo que viene siendo una constante en la pluma de esta autora y es que me ha convencido lo que me cuenta; y me ha convencido porque esta mujer tiene la capacidad de relatar sus historias de una manera que consigue crear un clima de intimidad entre sus protagonistas y el lector que es una auténtica maravilla, abriendo un canal de comunicación donde la voz de los personajes llega directamente al oído de cada persona que se sumerge en la historia, generando por tanto un afinidad y una cercanía que, personalmente, he agradecido mucho pues acabo con la valiosa sensación de que me ha contado todo lo sucedido exclusivamente a mí, sintiéndome sumamente privilegiada por ello. Y apostaría a que a vosotros os pasará lo mismo.

Por otro lado, y como de costumbre, me maravilla la intensidad que Elísabet Benavent le imprime a sus trabajos fascinándome lo muy fino que hila en el tema emocional, desgranando poco a poco y con gran fluidez, todas las etapas de la historia, dándole a cada fase el tiempo y la profundidad que necesita para reflejar fielmente y con maestría la multitud de sentimientos y situaciones que experimentan los personajes en cada una de las vivencias que les toca experimentar, dotándolos de argumentos totalmente plausibles en la vida real para actuar y tomar las decisiones que van marcando el futuro que les espera; unas veces más acertadas, otras veces menos... Y es que no lo puedo remediar, me encantan los personajes del corte de Sofía y de Héctor (ay, Héctor, Héctor… Ese extremeño con pinta de leñador noruego, uff… Tan lindo, tan humano… Vistoso, muy vistoso… Y es que, claro, poniéndole la facha de Michiel Huisman, ay, omá...¡Me lo tengo que comer!), personajes llenos de dudas y de necesidades, alejados por completo de prototipos  en plan “machoman” o “perfectgirl”, cabezotas a ratos, indecisos, que meterán la pata una o mil veces, pero que siempre lo harán desde el corazón. Y llegados a este punto no puedo dejar de mencionar a los secundarios, pues todos y cada uno de ellos hacen una maravillosa aportación a la historia provocando momentos  sublimes que han resultado aire fresco en los momentos que la trama se encontraba en su punto de mayor intensidad. Y de entre todos ellos, por supuestísimo, me quedo con Oliver, pues me ha encantado esa relación de mejor amigo de Sofía y los parámetros en los que se mueven porque ¿quién no ha tenido un amigo/a al que en más de una ocasión (¡y de cien!) has querido romperle algo en la cabeza por sacarte de quicio constantemente y, sin embargo, saber a ciencia cierta y demostrado con hechos, que en las duras siempre va a estar ahí como hombro en el que apoyarse y llorar, y dispuesto a decirte las verdades del barquero o partirle la cara a alguien si hiciera falta, sin tener que reclamarlo? Pues por eso mismo, y aunque yo misma le habría dado un cachiporrazo en alguna ocasión, le reservo un huequito en mi memoria para los secundarios que se lo merecen por hacerme reír y querer achucharlo tanto como querer atizarle.. ¡con todo el cariño!. En definitiva, historias de sentimientos con personajes humanos, que justo lo que más me gusta a mí.

Ahora bien, si hay algo que tuviera que señalar en el plano negativo, y siendo totalmente franca, como con el resto de mi opinión, tendría que admitir que para mi gusto a la totalidad de la historia (o sea, el conjunto de la bilogía) le han sobrado unas cien paginillas, pues aunque estoy segura que la autora no estará de acuerdo conmigo (lógicamente, jajjaja), creo que hay algunos momentos que podrían haberse sintetizado un poco, así como otros aligerado y hubiera quedado igual de bien. Y es un punto que he observado en más de uno de sus trabajos, no obstante, insisto, es una percepción totalmente personal y que no tiene por qué manifestarse en el caso del resto de los lectores.   

Resumiendo, (que lo mío también es más largo que un día sin pan… jajjaja ¡Pero la culpa es de l@s autor@s que escriben historias fantásticas como esta y que tienen muchas cosas que comentar! Jiijiiijii) que una vez más, y va pleno en todos los trabajos que le he leído hasta ahora, recomiendo mucho este último trabajo hasta la fecha de Elísabet Benavent, pues si como servidora, disfrutas de las historias intensas donde el bagaje emocional y sentimental soporte el peso de la historia en sí, donde se muestren tanto las luces como las sobras de los personajes y que esté relatado hábilmente con un una jerga y unas maneras muy actuales, sin duda, disfrutarás tanto como yo de La magia de ser Sofía y de La magia de ser nosotros, así que anímate y dale una oportunidad a la historia de Sofía y Héctor, pues estoy segura que, sin lugar a dudas, te robarán un trocito de corazón.

Y como siempre, mil gracias por pasar por este humilde rinconcito y dedicar unos minutillos de vuestro valioso tiempo a conocer la opinión de esta novelera.

Feliz lectura, noveleros ♡


Val

~ Leap year ~

TENÍAS QUE SER TÚ 




Hoy os traigo una película del 2010 que vi en su momento y que, por cosas del cosmos, he deseado volver a ver para saciar una parte de mí que grita fuerte en mi interior... Y, creo que no me equivoco cuando afirmo que, si os pasa un tercio de lo que siento yo con todo lo que envuelve Irlanda, esta película de comedia romántica se abrirá hueco por el caminito de vuestros corazoncitos. ¡Teñidos de verde para esta fabulosa ocasión! 
Divertida, fresca, amena y con personajes característicos con los que o bien podremos identificarnos o bien podremos sentir en piel. 

"Una joven enamorada (Amy Adams) va a Dublín para pedirle a su novio que se case con ella. Lo hará siguiendo una tradición irlandesa, según la cual solo un día cada cuatro años -el 29 de febrero- una mujer puede proponer matrimonio a su novio con la certeza de que no será rechazada. Sin embargo, durante el viaje, una circunstancia imprevista la obligará a pedir ayuda a un rudo mesonero irlandés (Matthew Goode) con el que tendrá que caminar campo a través si quiere llegar a tiempo para hacer su propuesta de matrimonio". 
(FILMAFFINITY)



Al igual que mi maravillosa íbiri con sus reseñas, intento no destriparos más de lo que puedo contaros de las películas que me surge recomendaros. A menudo es difícil, porque mucha de la magia reside en el estado anímico con el que recibimos lo que vemos. Por eso os pido que mantengáis siempre una postura abierta, dispuesta a descubrir lo que sea a través del cine y la pantalla. En este caso, creo que no os será demasiado difícil, porque los personajes son de aquellos que se hacen de rogar, que desesperan tanto como atraen. Claro que esa es mi opinión, por supuesto. Quizá a alguno os da por querer zarandear a más de uno... ¡y lo respeto! 

Pese a la sinopsis proporcionada por FILMAFFINITY, os cuento lo siguiente. Anna, que trabaja como decoradora en Boston, descubriendo que su novio no parece dar el paso, decide seguir una tradición irlandesa y viajar hasta el precioso país para, un veintinueve de febrero, proponer ella el matrimonio. Su intención se ve turbada, no obstante, por los inconvenientes de un viaje espontáneo, impulsivo y lleno de circunstancias made in Ireland. Por no hablar, quizá de la aparición de Declan, un joven muy irlandés que, a la mínima ocasión, aprovecha para burlarse de las costumbres y la torpeza de la protagonista. Será el encargado, sin embargo, de ayudarla (aunque por motivos e intereses propios) para que, desde ese pueblito perdido del país, llegue hasta Dublín. 
Y no os digo más. ¡Que es un viaje lleno de situaciones que os harán, como poco, sonreír! Al menos es así en mi caso... ¡que la vuelvo a ver! 


Ah... 
No tiene pérdida. Quiero creer que las malas críticas de FILMAFFINITY, las cuales no voy a incluir porque considero que no le hacen realmente justicia, están basadas en detalles ajenos a los protagonistas. Porque, desde mi humilde punto de vista, el encanto que éstos proyectan en la gran pantalla... o los mismísimos parajes de la tan bonita Éire, es innegable. Solo por eso... la película es bella (y a todos nos gusta una moderada dosis de tópicos). Creo, además, que es de esos films por los que te enamoras de lo sencillo. Donde descubres que el amor, la pasión o el deseo se reduce a mucho más que expectativas, comodidad y costumbre. Me gusta precisamente porque rompe algunos esquemas en ese sentido. 

¡Y me he reído!  La torpeza de Anna, que es lo que empuja a Declan a ser un adorable pijotero que se burla de ello, provoca unas situaciones que arrancan la sonrisa. ¡Merecen ser vistas! 

Debo decir que... Ay, no sé si decirlo. Va, sí. No, no. Igual no queréis. Pero. Ay, si no lo digo reviento. Vale, va, me animo. ¡No lo toméis como spoiler! Ay, no sé... ¿Mejor os doy una pista? Bueno, va, digo sin decir...




Para mí, esta película... tiene una escena que es tan formidable como memorable. De esas que revuelven las tripas con el aleteo de maravillosas mariposas y que, después, lentamente, arrancan un suspiro... Y solo diré que hay una mesa de por medio. Créedme que con eso digo poco. 

La mordaz lengua de Declan, la inocencia  de Anna, los piques en los que se ven envueltos por su carácter; el esfuerzo y empeño de ella, la honestidad y todos esos sentimientos guardados de él... Pues qué queréis que os diga. Yo me he enamorado, cómo para no hacerlo, vamos. 
Emprenden un viaje lleno de aventurados infortunios que traen consigo el despertar de un callado cariño. ¡Y qué decir de los clichés irlandeses que,  lejos de estar trillados, dotan la película de un particular tono humorístico! 

Uno se enamora cuando se enamora... y a veces sin darse cuenta. 

No deseo enrollarme. Deseo que la veáis. Si no es por el corte romántico u cómico, que sea para enamoraros de Irlanda como yo llevo toda la vida...

Este colibrí os manda un saludo con el grito de Erin go bragh! 



RA



martes, 27 de junio de 2017

~ Miscelánea ~

★ Ana Álvarez ★



~ Sinopsis ~

Para llegar al puesto de redactora en una editorial, además de profesional y vivir dedicada por entero al periodismo, Victoria ha tenido que ser muy estricta consigo misma y esconder sus encantos tras un elaborado disfraz. Ahora, tras años de duro trabajo y a base de mucho esfuerzo y sacrificio, está a punto de lograr la dirección de la nueva revista Miscelánea. Sin embargo, por imposición de su jefe, tiene que dirigir la publicación con Julio, un conocido millonario con fama de playboy y el tipo de hombre que ella aborrece por encima de todo. Desde el momento en el que se conocen se desata entre ambos una guerra sin cuartel en la que la rivalidad, las discrepancias, las arduas disputas... y la irresistible atracción mutua, van mucho más allá del terreno profesional.


Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

~ Opinión y sensaciones personales ~

Según me chivan el histórico de Amazon y mis notas personales sobre las lecturas realizadas anualmente, leí esta historia por primera vez allá por diciembre de 2015, pero en aquel tiempo este proyecto de blog no era una realidad todavía y no pude dejar constancia de mi experiencia con esta novela. No obstante, y por suerte, fue elegida como última lectura de la temporada de la Tertulia Romántica Sevillana a la cual asisto y, con motivo de ello, he dado buena cuenta nuevamente de la historia que Miscelánea, de Ana Álvarez, encierra entre sus páginas, y ya os adelanto que la he disfrutado tanto o más que la primera vez, que ya fue bastante, podéis creerme.

Sin spoilear más de lo que la sinopsis nos desvela, comentaros que Miscelánea es una historia contada en clave de humor donde se plasman las aventuras y desventuras de la aparentemente estirada, cuadriculada y desprovista de cualquier tipo de hipocresía y diplomacia, Victoria y del aparentemente mujeriego, vividor, pícaro y niño de papá, Julio, cuando por los designios del caprichoso destino se ven obligados a tener que trabajar codo con codo por pura imposición. La novela plasma de manera magistral la sucesión de situaciones en las que los protagonistas se van a ver envueltos así como la evolución que van a ir teniendo los citados personajes, los cuales sin perder un ápice de la esencia que muestran en un principio, sí se verán afectados por la presencia del otro a diario en sus vidas, teniendo que asimilar el "pequeño" contratiempo que para ambos significa esa imprevista novedad. Eso sí, a priori, ninguno de los dos contempla siquiera renunciar a sus objetivos pero... ¿podrán aguantar mucho tiempo con la tensión sexual que conllevará esa situación? ¿Quién ganará el pulso...?


Collage realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Y como os adelantaba anteriormente, me ha gustado mucho pues, al igual que hay lecturas que detectas que no llegan en el mejor momento y las lees a desgana o incluso te ves obligada a posponer para otra ocasión más óptima, afortunadamente, también las hay que llegan en el momento más idóneo posible y que consiguen mejorar el estado de ánimo de aquel que tiene la suerte de hallarse con ella entre las manos. Y justo eso es lo que me ha pasado a mí con esta novela: llegó cuando debía. Pero ojo, no creáis que os la recomiendo exclusivamente por eso, en absoluto; os la recomiendo porque es una historia fantástica, porque es tan divertida que en ocasiones terminará sacándote la carcajada más sonora y te hará pensar ¿pero cómo se le ha podio ocurrir esto a la autora?, porque es dinámica, tanto que te leerás casi quinientas páginas sin darte cuenta siquiera, porque está tan bien desarrollada y la autora ha tenido tal habilidad a la hora de hacerlo que no podrás dejar de avanzar queriendo leer más y más, porque no se hace monótona ni decae en ningún momento manteniendo al lector con la expectativa al alza de principio a fin, porque tiene unos geniales personajes que te atraparán, la una por cuadriculada y el otro por persistente (y perfecto, ¡porque a Julio podríamos considerarlo perfecto, ainsss!), con una guerra de voluntades y unos tiras y aflojas muy bien resueltos que producen verdadero disfrute a cada página que pasa, porque está muy bien hilada resultando muy coherente todo lo que se va desarrollando en la trama dejando al lector satisfecho y sin sensación de que hayan quedado temas sin resolución. Porque tiene la dosis perfecta de contenido de alto voltaje, no resultando ni excesiva ni insuficiente y estando, además, muy bien relatada, con gusto pero sin ñoñerías. Y sobre todo, porque es de esas novelas que cuando terminas de leerlas te sacan dos suspiros, uno de penita porque se acabó lo que se daba, y otro de satisfacción por haber resultado una buena elección de lectura y, por ende, tener la sensación de haber dedicado un valioso tiempo más que bien invertido en una historia que se lo merecía.

Resumiendo, que si buscas una lectura romántica pero sin caer en el pasteleo, divertida, ágil, sin complicaciones pero con un argumento interesante, que te haga olvidar los calores veraniegos y te aporte ratos de buena lectura, sin duda alguna, Miscelánea de Ana Álvarez sería una candidata más que perfecta a temer en cuenta por cumplir con creces todos esos requisitos. Y, por todo ello, esta humilde novelera te la recomienda muy mucho.

Como siempre, mil gracias por dedicar unos valiosos minutos de tu tiempo a pasar por aquí y dejar tus impresiones.

Feliz lectura, noveleros ♡



Val